martes, 9 de mayo de 2017

CASA, AHORA VIVO AQUÍ

Ahora sí. Ahora cuando miro la estantería feucha y veo esa foto de todos nosotros tan juntitos, tan sonrientes, tan nosotros... con esa frase "we'll be there for you" que lleva ya tantos años rigiendo nuestro eje, cada vez que veo la dedicatoria a lo Gilmore (tan Lorelai y tan Rory siempre ella y yo), cada vez que veo el "t'estimen" de mi hermana, cada vez que veo la lámina de Pinceladas Conscientes y recuerdo eso de "es para tu futura nueva casa", cada vez que veo los tarritos con dosis de poesías para curar los días duros... 
Pienso ahora sí. 
Aquello no funciona, esto está roto y lo de más allá está viejo... pero ya no me importa porque viendo esa estantería sé que esto... esto debe ser CASA.


"Ahora vivo aquí,
pensé que estaba solo y descubrí
que estaban todos los que importan"
(Iván Ferreiro)

jueves, 1 de diciembre de 2016

TODAS ESAS COSAS BUENAS



Los paseos por el parque,
la alegría de bailar,
el café y el chocolate,
la calma que da el hogar,
los amigos y las cenas,
los días que pasarán.
TODAS ESAS COSAS BUENAS SÍ ESTÁN

martes, 8 de noviembre de 2016

DOY FE ;)

CARRERA DE FONDO

(...) 
Lo mismo sucede con todas las grandes conquistas, con todas las grandes heridas, con todos los grandes planes. Requieren su tiempo. Las cosas bellas requieren su tiempo si llega rápido y sin esfuerzo suele irse rápido y sin remordimientos. Desconfía de todo lo que entra en tu vida como una exhalación y también de lo que duele apenas un instante. Que los milagros existen pero solo tienen lugar cuando inviertes tiempo en ellos 

(Marwan, “Todos mis futuros son contigo”)

domingo, 16 de octubre de 2016

jueves, 4 de agosto de 2016

AMISTAD

Hoy no me sirve ni una amante, ni un maestro, ni una madre.
Hoy no pretendo recompensa ni castigo.
Tan solo necesito a un buen amigo
(Rafa Pons)



La amistad a veces está en una estación de tren en Madrid.
A veces en un banco de Getafe.
O en una mano que te abanica en una discoteca sin aire acondicionado.
A veces en un abrazo después de subir 5 pisos con maletas y a más de 30 grados.
O en el césped frío de un parque.
La amistad está ahí agazapada
Y cuando entra en acción,
sólo puedo mirarla agradecida

martes, 2 de agosto de 2016

Recuerdas lo que no tienes que hacer de nuevo y estás preparado para afrontar algunos cambios y sabes que todo lo mejor vendrá con los cambios pero tienes miedo al cerrar la puerta porque ya habías aprendido a manejar las antiguas desgracias, suele pasar, no es nada extraño, un héroe sin miedo es un héroe muerto
(Ray Loriga)

sábado, 16 de julio de 2016

ADIÓS!


ADIÓS!
(Jorge Marazu)

Sé que hoy dormiste sola,
sé que pensaste en ello.
Cuando el terror asoma
buscamos rocas donde encallar.

Si esta canción te duele,
piensa como estoy yo
que me he tirado al agua
pa' no remar en tu embarcación.

Vuelven a las trincheras
las intenciones que nunca tuve.
Pobre de aquel que quiera
dormir contigo más de una vez.

Rompo el reloj de arena,
no espero más por ti.
Si mereció la pena
fue porque supe salir de allí.

Dime cuántas verdades
que te callaste yo merecía.
Cuando bajaste de los altares
no eras la misma que quise un día.
No negaré que espero
que entre un lucero por tu balcón.
Corazón.
Pero éste que te canta
hoy se levanta diciéndote adiós.

Me concediste el baile
y tropecé contigo
pero de sobra sabes
que lo di todo sin preguntar.

La chispa que se muere
no vuelve a dar calor,
ya no quema tu fuego
cuando me rozas el pantalón.

Dime cuántas verdades
que te callaste yo merecía.
Cuando bajaste de los altares
no eras la misma que quise un día.
No negaré que espero
que entre un lucero por tu balcón.
Corazón.
Pero éste que te canta
hoy se levanta diciéndote adiós.


Te digo adiós ahora
que estoy entero y no tengo miedo
en mi cordura no estás de moda
desde que pisas mi mismo suelo

No negaré que espero
que entre un lucero por tu balcón.
Corazón.
Hoy se levanta diciéndote adiós!


martes, 21 de junio de 2016

UN AÑO Y UN DÍA

Anoche mi cabeza, que se ve que tiene grabado el 20 de junio en el subconsciente (igual que el 10 de noviembre  y el 2 de abril), soñó que me llamaba por teléfono uno de mis preparadores y me regañaba porque no estaba yendo a cantar. Y de pronto me agobiaba muchísimo y me decía a mí misma ¿qué te pasa por qué no estás yendo a cantar? Y me ponía a organizar temas para ir a la academia hoy martes, sin falta, con al menos seis temas preparados.
Me desperté mientras repasaba en mi cabeza los recursos, que eran los temas que supuestamente tenía que cantar hoy, y me ha costado unos segundos volver a la realidad y decirme a mí misma: No más cantes, HAS APROBADO. Y aunque la lista de los que superaron la oposición ya salió hace un par de meses, esta mañana, por si acaso, la he mirado (otra vez) y ahí sigue mi nombre. :) :) :)

Un año y un día después de ese primer examen. Un año y un días después …  he pensado que igual era buen momento para hacer esta entrada:

Mi parte favorita de los libretos de los discos siempre son los agradecimientos, pues hoy quiero hacer mis propios agradecimientos como si acabara de sacar un disco. Un disco de los bonitos, de esos que también tienen edición en vinilo y la foto de la portada me gusta tanto que acabo poniéndola de fondo de pantalla en el móvil.  


Allá vamos… 

Agradecimientos esenciales (no sería posible sin ellos)
Gracias a mis padres y a mi hermana, porque nada tiene sentido sin vosotros.

Gracias a C y a I, los mejores preparadores del mundo para mí. Por confiar en mí siempre.
I, por el día que canté el tema 27 y me aplaudiste al acabar, por rezarle a Santa Gema por mí, por las veces que me repetías “ya lo tienes hecho
C, por la lata que te he dado, por esas conversaciones de besugos en las que siempre ganabas tú y que iban más o menos así:
-         - Y, ¿si suspendo?
-         - Y, ¿si apruebas?
-         - Ya… pero y si suspendo ¿Qué hago?
-         - Y, si apruebas ¿Qué haces?
Porque cuando entré al Tribunal escuchaba tu voz en mi cabeza diciendo “te sabes todos los temas, así que da igual la bola que saques”. Y así metí la mano en el saco, pensando “da igual, porque cantaré lo que sea”. Gracias por tener siempre la palabra adecuada.

Agradecimientos (segunda parte)
A mi familia, los de un lado y los de otro. Especialmente: A mis abuelos, los cuatro porque todos están cuidándome. A C por el azabache, por recorrer tiendas buscando una “chaqueta marrón”, por las energías positivas que con tanto cariño me mandas ;). A L por tus dibujos de tréboles, los tuyos son siempre mis dibujos favoritos.

A mi Primi’s team. Por el día a día, por las pelis, por el juego de los monos en el que me hacéis trampa, por las cenas, por las quedadas, por las rutas por Madrid de 20km, por el perrito que no tiene gracia que siempre mandáis al whatsapp, por las veces que quedamos para poco rato y nos dan las 3 de la mañana arreglando el mundo, por el gen del “a mi me da igual”, por La Mordida y el queso, por las partidas al Mario Bross (Super primis bros), por dividir una croqueta mini en cuatro trozos. Porque sin vosotras no sería yo. Porque si estoy a vuestro lado CUALQUIER GLOBO PODRÍA VOLAR ;)

A mi CBS, pack de zumos SIEMPRE. Porque ahí estabais según puse un pie en Getafe el día que aprobé el examen oral para darnos un gran abrazo (muy de peli americana corriendo por la calle con las brazos abiertos). Porque encontré la definición de amistad aquel día volviendo de la academia que llovía a mares y vinisteis al metro a buscarme con un paraguas.

A B, que está en todas las categorías de agradecimientos, por todos los viernes de pelis, paseos, meriendas, exposiciones, conciertos. Y lo que es mejor, por todos los que vendrán. Por tu serenidad. Por tu apoyo. Debería haber ya una ley que haga obligatoria la existencia de primas como tú. Por el colgante y esa frase “no hay puerta que se te resista”. Gracias

A mis dos S, la familia a veces no es de sangre.

S por tus consejos “futbolísticos” (“primero piensa en la champions, después del partido pensamos en la temporada que viene”), por tu grandísima iniciativa de un recuerdo  al día que me hizo reír todos los días de esas dos últimas semanas tan angustiosas (“no os bajéis que dice mi madre que esto da la vuelta” jaja)

Mi otra S. Siempre ahí, al pie del cañón, incondicional como solo tú sabes serlo. Creo que estuve cerca de dos meses sin verte y no faltó ni un solo día un mensaje/fotos/audio (tus desventuras en pilates jaja)/video tuyo. Y sí, llevabas razón, Noa traía la suerte.

A C por los emoticonos del puñito y la cara de angustia que cambiamos ahora por el de la flamenca, porque nadie entendía el sufrimiento de la última etapa (bueno...de todas las etapas) como tú. Por las largas conversaciones telefónicas a ratos mal yo a ratos mal tú, porque somos un ente muy bien equilibrado. Por ser mi último abrazo antes de entrar al test. Creo que esos tres abrazos de los tres test que hicimos juntas serán, para toda la vida, de mis abrazos favoritos. Por el camino que sigue conjuntamente, siempre es un placer ir a tu lado.

A J por ayudarme a superar el tourmalet, por estar “etapa a etapa”, por agotar los dibujos de trofeos, medallas y palmas en cada cante. Por darle relatividad a la oposición cuando a mí el agobio se me iba de las manos. Sí, al final, sí que llegué París, como tú decías.

A CLA por ese martes improvisado en Getafe que fue una inyección de energía. Por las pegatinas de ánimo en la agenda de L. Por pinki  y serebro, conquistando el mundo (o cantando como locas canciones de Grease)

A P por ser tan Phoebe como para no saber quién es Phoebe. Porque cuando tomamos café me sigues guardando tu azucarillo.

A mi iuexaroa… por las canciones, poemas, fotos, por las risas… sobre todo por las risas. Las semanas pre exámenes no miraba el whatsapp salvo que el mensaje fuera vuestro, porque si era vuestro sólo podía servir para sonreír.

Al eje por el 2015: el año de “empujar”. Porque empujando todos juntos cuesta menos. Por el último empujón de noviembre que nos dio a la bebé más bonita. Porque el día antes del tercer examen el mejor ánimo fue una foto de ella sonriendo con esos ojazos azules.

A mis opocompis, porque una palabra, un abrazo vuestro al salir de cualquier cante resultó ser la mejor cura de todo agobio. Porque como siempre os digo, he sentido que opositaba en equipo. Tengo plena confianza en vosotros. Sé que lo conseguiréis. En unos años nos llamaremos de juzgado a juzgado.

A los preparadores de la academia que no eran los míos pero que siempre se portaron como si lo fueran, que se preocuparon y se siguen preocupando por mí.

A I que resolvías pacientemente todas mis dudas también si eran del estilo: en el caso de que llegara un ovni y destruyera la oficina judicial, ¿tú crees que habría aplazamiento? Gracias, eras la voz de la cordura entre tanta paranoia mental que tenía.

A V porque nunca podía quedar y aún así ahí seguías tú, siempre mandándome cariño.

A E que nunca lo entendiste pero me deseabas lo mejor.

A los que se me hayan olvidado, también gracias,

Agradecimientos (tercera parte)
Mientras escribo estos agradecimientos pienso que mi amiga Cris si los lee me mandará el emoticono del fantasma seguido de la frase “camisa de fuerza, YA”...  

Cuando estudiaba para el test y cuando estudiaba para el tercer ejercicio se escuchaba por la ventana el canto de un pajarillo que me alegró muchas mañanas. Pues gracias a él por la Banda Sonora.

Y seguimos con los animales, estudiando para el examen oral vi varias veces por la ventana a un gatito negro delgaducho. Me gustaba verle caminar entre los coches mientras yo cantaba temas. La última vez que le vi ya no estaba delgaducho y tenía un amigo de color gris. Se ve que no nos ha ido nada mal a ninguno de los dos :)

Mi vecina de enfrente vino un día a casa a regalarme una edición muy bonita de la Constitución de Cádiz de 1812, era de su marido y me dijo que estaba segura de que yo la cuidaría. Creo que también me dio suerte y, por supuesto que la cuidaré con mucho cariño.

y claro... A la música que me ha acompañado siempre.



“Tuve que ir y volver a la luna
Perderme y jugarme la vida
Tuve que andar al revés
Y volver a aprender
Lo que ya conocía
Tuve que ir y al volver de la luna
Después de jugarme la vida
Supe que a veces, tal vez,
HAY QUE DEJARSE LA PIEL